Home » Opinión » ¿Quién manda en México?

¿Quién manda en México?

 

 

 

Eduardo Borunda.

 

El ejercicio del poder en el final del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto se ha debilitado. El principado, como lo escribió hace casi 500 años Nicolás Maquiavelo tiene hoy en día una renovación, el viejo régimen está pereciendo para dar paso a un nuevo gobierno que en la práctica ya está gobernando. Son muchas “casualidades” que no lo son y que ponen a pensar el rumbo del país hacía donde ya vamos a caminar.

El nuevo principado de “izquierda” tiene un objetivo en común: hacer una cuarta transformación del estado mexicano. Las expectativas son altas, no son fáciles de cumplir todas las promesas de campaña, la opinión pública internacional está atenta a la toma de posesión que será sin dudas la más vista de la historia en México. Una gira de “agradecimiento” que recorre el país, afinando detalles en los poderes locales, alineando donde se deba de alinear a los gobernadores para que se sumen con sus propios ejércitos y así, poder conquistar con armas propias y ajenas el control absoluto del “Nuevo Estado Hegemónico” de la cuarta transformación.

Para los analistas políticos y estudiosos del gobierno, el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) trajo consigo una recomposición del poder, eliminando viejos cacicazgos, rompiendo el bipartidismo predominante que mantuvieron durante las últimas décadas el PAN y el PRI en los estados del norte del país y catapultando finalmente a una nueva clase política que nunca había accedido al poder y que no tenía experiencia en el ámbito de la administración pública.

Dentro de estas nuevas experiencias, debemos observar el cómo se ha desarrollado de la manera más simple las principales acciones de los diputados y senadores de MORENA, partido emblemático que en su primera aparición en la boleta presidencial obtuvo más de 30 millones de votos y un poco más del 50% de las preferencias el día de la jornada electoral. En el estado de Chihuahua, es evidente que hubo una clara diferenciación entre los principales municipios en donde unos le dieron una ventaja a AMLO muy amplia y en otros, donde el rechazo fue contundente.

La asunción del poder se está dando de dos maneras, la primera es la formal. Con la integración de las Cámaras del Congreso de la Unión y con los Congresos locales de los estados así como de las alcaldías y ciertas gubernaturas. Por el otro lado, las disposiciones y “sugerencias” de los encargados de la transición de mandos y gabinete que permiten  afirmar que ya están operando desde afuera como virtuales gobernantes.

Una filtración de una carta dirigida a CONACYT, permitió conocer el intento de cancelar convocatorias en beneficio de quienes aspiran a una beca para estudiar un postgrado, hacer estancias académicas o bien para apoyos en ciertas áreas del conocimiento a través de la realización de investigación. El avispero se alborotó y cientos o quizá miles de investigadores tuvieron un posicionamiento fuerte ante la posibilidad de cancelar dichos apoyos. El equipo de transición tuvo que marcar reversa ante el descontento de la comunidad científica. La transición tan tersa que veníamos observando, se está rompiendo, poco a poco va ir tomando forma.

En conclusión,  el presidente electo tiene la agenda pública en sus manos, obliga a preguntarnos entonces ¿Quién está gobernando en este momento?

Tal vez te interese...

BARRERA DE SOL

    MAS  DE LO MISMO Manolo de la Laguna No relampagueó, pero el cielo estubo …

Powered by themekiller.com