Home » Opinión » Numeralia electoral 2018

Numeralia electoral 2018

 

Eduardo Borunda

Los números de una elección como la que estamos viviendo no pueden pasar sin ser analizados. El primer dato que tenemos es que habrá en Ciudad Juárez un total de 31 autoridades electas en el plano local: un alcalde, un síndico, nueve diputados locales y veinte regidores. Para estos cargos la próxima semana serán ya validados el total de candidatos que van a competir por alguno de estos espacios de poder. Si a este número le decimos a ustedes que habrán de competir un poco más de 186 ciudadanos, pues sería imposible (como en realidad es) saber el nombre de cada uno de ellos y sin contar con el nombre de los suplentes. La cifra loca para Ciudad Juárez y para cargos de elección local alcanzaría a los 372 candidatos entre suplentes y propietarios. Hay que esperar los dictámenes correspondientes.

Según datos del propio Instituto Nacional Electoral  serán 629 autoridades electas a nivel federal. De ellas, corresponde un presidente de la república, 128 senadores y 500 diputados. Ejércitos completos en campaña se prestan para tratar de conseguir los votos necesarios y de ahí pues saldrán cientos de candidatos de todos los partidos, coaliciones y candidaturas independientes. No se nos haga extraño entonces que las redes sociales nos saturen con información de esta naturaleza (proselitismo y actos de campaña) de quienes desde una paleta que están comiendo y hasta quien tiene la elegancia de preparar un burrito para el equipo de trabajo que los acompaña.

En el plano del estado de Chihuahua,  serán 167 autoridades a elegir. Sin embargo, ellos aún no empiezan con actividades de proselitismo. Sumando los candidatos en el estado, serán otros cientos que por el desierto, campos menonitas y hasta en las vías del tren estarán buscando el voto de los chihuahuenses. Muchas caras conocidas, otras nuevas, pero todos con una gran coincidencia: todos buscan el poder político. Así es la clase política de la que autores como Gaetano Mosca nos narra en su libro del mismo nombre (La clase política).

De las campañas nacionales, destacamos una en especial, la presidencial donde hay una gran similitud en ellas: la desacreditación de los unos contra los otros. Pues de las teorías de la comunicación política que nos hablan de campañas blancas, campañas negras, campañas de aire y de tierra podemos destacar otra categoría en la que todos están inmersos: las campañas de lodo. Trataré de explicarme, en los spot de radio y televisión que estamos observado día a día, estás tienen algo en especial: la desacreditación de los contrarios dejando de lado el mandato divino de amaros los unos a los otros.

Ante esta gran polémica, de las campañas de lodo que tratan de ensuciar la imagen de los otros, existe entonces una gran divergencia en las campañas, en los partidos y en los candidatos en sí: sólo los colores los diferencian. Uno copia a otro una propuesta, uno dice mil empleos, aquel otro menciona que un millón. Otro dice que el precio de la gasolina se iguale a precios internacionales, el otro menciona que no subirá un solo centavo. No vemos con claridad un proyecto de nación, quizá se reserven para los debates, donde también hay divergencia… unos quieren debate semanal, otros sólo tres debates y algún osado más dice que ninguno. Hay que debatir el destino del país con propuestas serias.

El tema central de las actuales campañas es la corrupción. Desde el periodo de precampaña, intercampañas y ahora en campaña el tema que parece le da más votos a los candidatos es el de la corrupción. Todos se acusan de ser corruptos. La verdad, deben cambiar el discurso, pues lo único que han hecho es subirse al ring del lodo donde todos están ya metidos. Solo nos queda por responder ciertas preguntas que nos hacemos todos ¿Quién dirá la mentira más grande? ¿Quién dirá la promesa de campaña más increíble de creer? Hagan sus apuestas, ya hay varias propuestas imposibles de cumplir.

En conclusión, el proceso de campaña está tomando aire… las encuestas empiezan a moverse y la incorporación de “El Bronco” a la boleta electoral moverá las aguas a un lado o hacia el otro. Hoy las encuestas nos dicen quien pudiera ganar la elección, pero recordemos que en el año 2000 sólo una encuesta predijo el triunfo de Vicente Fox, misma encuesta que no se publicó en México pero que en Estados Unidos fue validada por medios impresos… ¿Pasará lo mismo en este año 2018?

Tal vez te interese...

Segundo debate, lucha de lodo.

      Eduardo Borunda.   La libertad de expresión estará tomando un nuevo giro …

Powered by themekiller.com