VIAJAR A LO GRANDE

| |

La política es el arte de engañar. Nicolás Maquiavelo, políticio e historiador italiano.

Afuera es tarde y llueve mucho, dice el tango milonguero, pero a la hora que escribimos ésto, afuera es tarde y llueve tierra, está semioscuro, pues el polvo del desierto, suspendido en el medio ambiente, oculta el disco solar, por lo que la tarde del miércoles 7 de marzo (saludos hermana Olivia, por tu cumpleaños), optamos por matar el tiempo, abriendo la “laptop”, ver qué emilios teníamos y darle una miradita a los periódicos del mundo y del país, donde leímos, en los nacionales, que El Copetes Peña o El Intelectual de Atlacomulco, aprovechando la veda política ifense, ante la desesperación de no hacer nada, viajó a esta ciudad, en compañía de su hija, a todo lujo, como magnate o como si ya fuera er mero jefe del indiada ¡joder!.

Eso se llama disfrutar a plenitud de la vida, hay otra vida más barata, pero esa… esa ya no es vida, si no que se lo pregunten a los 120 millones de mexicanos que sobreviven de milagro en este país, lleno de requiza, la cual, lamentablemente, está en muy pocas manos, donde sobresale, aparte de los narcos, La Casta Dorada que gobierna a la  nación, que también se le sigue conociendo como El Cuerno de la Abundancia, porque aunque parezca mentira, todavía hay mucha, mucha riqueza natural en este México de Volcanes.

Mas volviendo al MuñecoTelevisa e hija (méndiga envidia), ambos, a bordo de un jet privado, bajo fuerte resguardo militar y recorriendo las calles hoyancudas en un vehículo blindado, el candidote a presidente de la república por el Partido Revolucionario Institucinoal, Enrique Peña Nieto, arribó a esta H. Ciudad Juárez, a esta tierra del Bravo, a esta tierra de calles deshechas, a esta tierra de calles sin alumbrado público, a esta tierra carente de un drenaje plubial y sanitario, donde fue recibido por unos cuantos señores del dinero y ¡claro! a escondidas de los juarenses, porque aún no se está en campaña y dejarse ver por la prole, es peligroso.

¿A qué demonios vino Quique e hija? (la que llama a los mexicanos prole), pues según los enteraos ¡majo!, El Vaselinas Peña, visitó Juaritos Bello, “quesque” porque tuvo la “brillante” idea de filmar (al fin galán), un espot, para cuando arranque, en realidad, su feroz campaña política, sin dejar ver en qué consistirá dicho espot, porque estamos seguros que no será para promover el turismo, porque no hay nada que ofrecer al respecto, mientras no se le de una manita de gato a esta polvorienta Perla del rio Bravo, olvidada por Dios Nuestro Señor y la mismísima Virgencita de Guadalupe.

Si escribiéramos bienvenido a Ciudad Juárez, señor Peña, nos veríamos muy hipócritas, lo cierto es que el tipo de Edomex, como si ya fuera presi, viaja a todo lujo, a toda comodidad, para eso son los amigos y para
eso hay formas de pagarles la factura, por tanto favor recibido, faltaa más, faltaba menos, pues en tiempos de campaña política, los dueños del dinero y los señores de La Casta Dorada, no la bailan sin guarache, no paran en gastos, pues en su momento, todo es deducible de impuestos o de perdida, pude redituar en mejores negocios, por eso el adonis Quique, desde ahorita, como entrenamiento, por aquellos de las cochinas dudas, dice, para sus adentors ¡olé!, hay que…

VIAJAR A LO GRANDE.

Comparte!
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Comments are closed