PERIODISTAS DAN EL ULTIMO ADIOS A MARIA DE LOS ANGELES “ANGELITA” MERINO NAVA

| |

En Mausoleos Luz Eterna, la velación, Misa de Cuerpo Presente y Guardia de Honor de la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez. Su cuerpo será cremado en ceremonia privada.

H. Ciudad Juárez, Chih.- 7 de febrero del 2012.- Hasta el útimo día, cumplió en todos los sentidos: como mujer, esposa, madre, en su profesión y unión con el gremio. Tan es así  que un día antes, el sábado, estuvo presente en la reunión ordinaria de la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez, para enterarse de los últimos acontecimientos de los colegas y sin lugar a dudas para despedirse y llevarse para siempre la imagen de todos sus amigos.

Porque el domingo 5 de este febrero, Angelita Merino dejó este mundo, para cubrir y editar en otra dimensión los eventos sociales o más bien, celestiales.

A su velorio en Mausoleos Luz Eterna, hoy se le relizó una guardia de honor como homenaje póstumo, encabezada por el Presidente de la APCJ, Roberto Delgado Escalante, para darle el último adiós.

Su cuerpo será cremado en ceremonia privada .

Su trayectoria en el periodismo

María de los Ángeles Merino Nava, mejor conocida como Angelita, nació el 31 de octubre de 1960 y su incursión dentro de la gran familia periodística, nace en los 80’s cuando por cuestiones de trabajo de su esposo Vicente Guerrero, trabajo en un banco y se dedicó a realizar los boletines informativos de su centro de trabajo, ahí nació la pasión por el periodismo.

En los 90’s cuando regresa a Ciudad Juárez, la ciudad que aunque no la vio nacer adoptó como suya, fue invitada por Ana Bertha Paredes, a trabajar en el Diario de Juárez como redactora de la sección de sociales.

Su empeño y dedicación la llevaron a convertirse al poco tiempo en co-editora de la sección de sociales por siete años, tiempo en el cual hizo muchos amigos, sus compañeros fotógrafos Víctor Gámez y Chuy Nava, la recuerdan como una jefa que realizaba su trabajo con mucho amor y eso se veía reflejado en sus notas periodísticas.

El trabajo de Angelita siempre fue elogiado por sus compañeros y ese fue el motivo para que Genaro Cruz la nombrara Editora de la sección de sociales, puesto que ocupó por más de 16 años.

Angelita supo compaginar en forma excelente su trabajo con la vida social, ya que para ella la relación con sus compañeros de trabajo siempre fue esencial para un desarrollo completo, sobre todo tratándose de la sección de la que era titular;  por ese motivo, instauro las “cananeadas” que eran las visitas al Cananas, para refrendar los lazos de amistad que había entre ellos.

También festejaban los cumpleaños de cada uno de ellos con una comida o cena en alguno de los restaurantes de la ciudad y aunque reseñaban el motivo de la reunión en forma interna, paradójicamente no publicaban sus eventos en el medio en el cual trabajaban.

A la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez, ingresó gracias a la invitación de Fernando Medina y desde el momento de su ingreso, asistió y participo en cada una de las sesiones mensuales, inclusive a la última, como se anota al principio, celebrada apenas el pasado sábado 4 de febrero, un día antes de su lamentable fallecimiento.

A Angelita, le sobreviven su esposo Vicente Guerrero y sus hijos Luis Alberto, quien es diseñador grafico y su hija Ángela, quien tiene la licenciatura en enfermería y de los cuales siempre se sintió orgullosa y siempre fueron su motivo para seguir creciendo en forma profesional.

Descanse en paz.

Comments are closed