Un problema respiratorio no atendido puede conducir a una sinusitis

| |
  • Afecta severamente el nivel de vida y de no atenderse en tiempo puede incluso provocar la muerte

No atenderse oportunamente de un cuadro infeccioso de vías respiratorias o una afección por alergia, enfermedades más comunes en esta temporada, puede traer entre otras consecuencias un problema de sinusitis, advierten especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Rafael Contreras López, especialista en salud pública adscrito a la Jefatura de Prestaciones Médicas en Ciudad Juárez, explica que la  sinusitis es una de las enfermedades más frecuentes que existen, pero no por ello deja de ser también de las más discapacitantes y que ponen en riesgo la vida en caso de no atenderse a tiempo.

Aunque tiende a verse por los propios pacientes y sus familiares como una enfermedad respiratoria común, “aunque muy molesta”, la realidad es que se pueden presentar complicaciones como meningitis, abscesos cerebrales u orbitarios y ceguera, que disminuyen considerablemente la calidad de vida. Incluso puede conducir a la muerte.

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales que comúnmente se presenta después de una infección en las vías respiratorias superiores por virus o bacteria, cuyas molestias son tan agudas que son causa de incapacidad en quienes la padecen.

En el caso de personas que trabajan, se tienen que expedir certificados de incapacidad médica y por lo tanto el pago de las prestaciones económicas correspondientes por parte de la Institución, añade el médico Contreras López.

Los pacientes con sinusitis aguda pueden presentar cualquiera de los siguientes síntomas: secreción nasal que puede ser verde o amarilla, obstrucción y congestión nasal, fiebre, malestar general, tos, mal aliento, pérdida del olfato, dolor en la frente o detrás de los ojos, lagrimeo y lagañas.

Dependiendo del tiempo de evolución, la sinusitis se clasifica en aguda, con menos de cuatro semanas; subaguda, de 4 a 12 semanas; crónica, con más de 12 semanas y crónica agudizada, cuando hay más de 12 semanas y con sintomatología exacerbada y por último, sinusitis complicada, situación en la que se comprometen las estructuras inmediatas.

Los tratamientos suelen ser prolongados y llegar al extremo de la cirugía.  Insisten los especialistas del Seguro Social que la mejor medida contra la sinusitis es evitarla y  esto se hace al eliminar el hábito del tabaquismo, si existen alergias, atenderlas en tiempo, así como los cuadros infecciosos de la vías respiratorias, evitar el contacto con personas enfermas, evitar la natación si hay un cuadro infeccioso de vías respiratorias y llevar una alimentación equilibrada.

Los niños deben tener todas las vacunas que se les establecen en su Cartilla Nacional de Vacunación. En la actualidad, los avances médicos permiten un diagnóstico y tratamiento temprano evitando que un buen número de casos lleguen a estado crónico y  presenten otras complicaciones.

Sin embargo, los servicios de otorrinolaringología siguen realizando intervenciones quirúrgicas frecuentes por este motivo.

 

Comparte!
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Comments are closed