Home » Opinión » Margarita… Deshojada.

Margarita… Deshojada.

 

 

 

Eduardo Borunda.

 

La declinación de Margarita Zavala, candidata independiente a presidenta de México tomó de sorpresa al país. El acto se virilizó en las redes sociales y en el noticiero nocturno de “Tercer Grado” que se transmite desde la Ciudad de México provocó desencanto nacional. La audiencia televisiva tomó entonces el más alto raiting nocturno, no pasa desapercibido que los 3, 4 o 5 puntos porcentuales en la sucesión presidencial que tenía Margarita serán carne jóven para los lobos que andan en casa del rebaño: eso simbolizan los votos que ella representaba en las elecciones del próximo primero de julio. Se ha filtrado a la prensa que Meade, Anaya y López ya la contactaron… quieren sus votos a cualquier precio.

¿Qué representa la salida de Margarita Zavala? No lo veo como un fracaso del todo, fue una aventura que no cuajó desde un inicio en su persona y en donde el ancla de la figura del expresidente Felipe Calderón opaco una candidatura, es decir, Margarita no perdió por ella, sino por la historia negra de una figura presidencial que con la carga negativa que arrastra cualquier ejercicio del poder que nunca pudo zafarse.

Las encuestas de Mitofsky 3.8% y GEA – ISA con un 4% la ubicaban en un lejano 4 lugar. Difícil de alcanzar o sobrepasar los puntos que no despejaban de un solo digito. No supo aprovechar la condición de mujer, única diferencia tangible de los cinco candidatos. No supo aprovechar la experiencia que da el poder de la silla presidencial, la red de amigos (como dijo en su momento Teófilo Borunda Ortiz, la política es para hacer amigos) que se pudieron construir a nivel nacional. Discurso mediático del cual al momento de escribir estas lineas, no recuerdo una sola propuesta. Le falló la estrategia de comunicación política.

La salida de Margarita también deja un mensaje que es y seguirá siendo México un país machista. La única mujer que contendría por la presidencia, se bajó, dejando a los cuatro jinetes del apocalipsis mexicano en la boleta electoral. De allí saldrá el próximo presidente de México. No hay vuelta de hoja… salvo que pase algo antes del primero de julio de este 2018.

La contabilidad de los votos en duda. Los consejeros generales del Instituto Nacional Electoral (INE), manifestaron y actuaron rápido, despejaron dudas. ¿Qué pasaría si no declina oficialmente? ¿Si no declina y gana la elección sin hacer campaña y sólo lo hace mediáticamente? ¿Qué pasa con sus votos? ¿Qué va a pasar con el financiamiento? Es decir, múltiples preguntas, muchas que aún dejarían dudas, en un electorado que nos deja en suspenso y envuelve para la historia política del país un pasaje grotesco de la sucesión presidencial: mucho ruido y pocas nueces.

Los votos que se hagan cruzando la boleta presidencial a favor de Margarita contarán como votos para candidato no registrado. Así se terminaron las expeculaciones, no se transfieren los votos, no hay declinaciones a favor o en contra de alguno de los candidatos que aún están en la boleta. Si usted vota o cruza el recuadro con el nombre de la excandidata sólo se contará entonces como candidato no registrado. Un punto voluble, el de las renuncias de candidatos (no es el único caso registrado, hay cientos en el país para cada una de las elecciones).

Finalmente, el próximo debate presidencial estará cumpliendo una parte del proceso de la larga campaña y en la cual los cuatro candidatos restantes tratarán de sumar esos puntos porcentuajes que deja en la deriva Margarita quien se convierte en una candidata deshojada en las encuestas, deshojada en el financimiento, deshojada en el debate, deshojada en las redes sociales y como dijera la canción “murió la flor” antes de cruzar el pantano de la política mexicana. Quedan cuatro ¿A quién le va Usted? El análisi continuará después del segundo debate.

Tal vez te interese...

P A L I T R O Q U E S

    FISICA BIOQUIMICA Por Cuauhtémoc Monreal Rocha En el estudio no existe la saciedad. …

Powered by themekiller.com