Home » Opinión » LOS CUARENTONES

LOS CUARENTONES

 

 

Manolo de la Laguna

Er 21 de septiembre pasao, se celebró una corrida nocturna en la plaza de toros “Alberto Balderas”; como de costumbre, llegamos “tempra” al coso, donde encontramos un grupo de amigos aficionados a la bella fiesta, quienes cenaban unas deliciosas enchiladas callejeras que, en honor a la verdad, se nos antojaron; los amigos nos hicieron un campito en su mesa y pedimos orden y media del típico platillo mexicano, que saboreamos con gusto, hasta que llegó a hora de meternos a la plaza, después de pagar, claro está, lo consumido.

En los patios de la “Balderas” 3 toreros 3 estaban listos para iniciar er paseíllo y en cuanto sonaron parches y metales, así lo hicieron; muy orondos, como autoridades, estaban en su palco Jorge, Alfredo y José, mientras que en lo alto Selene, con una delectación voyeurista, desde su barrera celeste, detrás de una nube, espiaba lo que sucedía en la arena, en esa noche tibia y sensual y lo que sucedió, con los cuarentones (por la edad), más o menos se los escribiré, aunque hayan asistido ar festejo, ¡joder!

El primero de la noche, como el resto del hato, fue de la ganadería de “Corlome”, tuvo por nombre… déjenme ver mis notas: “Topador”, fue el mejor toro de la noche y le correspondió en suerte, a Uriel Moreno, vestido de azul y oro, quien en los medios nos regaló dos buenas verónicas marcando muy bien los 3 tiempos 3 de la suerte, que arrancaron el olé y en er quite, Er Zapata, toreando por navarras, nos regaló tres, que volvieron a arrancar los oles del respetable, entragaos ya al tlaxcalteca.

Uriel, toma los palitroques y realiza, metido en tablas, en terrenos muy comprometidos su famoso par Monumental, que arranca el alarido de la afición que llenaba media plaza; con la franela, el de Emiliano Zapata, Tlaxcala, logró una bonita faena muy torera, recia, de torero macho, pues el toro, desde er capote, metía muy bien la cabeza en el engaño y repetía con mucha movilidad, hasta que pidió la muerte y aunque el tlaxcalteca dejó una estocada algo caída y contraria, no tuvo problema para que el graderío obligara a Su Señoría, el otorgamiento de las dos orejas de “Topador”, para ser el director de la lidia, el triunfaor de la noche y salir a hombros por la puerta grande. Con su segundo “Divo”, ya no hubo triunfo.

El tercer burel noctámbulo se llamó “Acompañante” y el que cerró plaza “Mayoral”; los bureles no tuvieron palabra de honor y, desde luego, no se prestaron para el lucimiento de Jerónimo, vestido de azul marino y oro, quien sin embargo, con capote  y muleta, dejó ver reminisencias  de su sentimiento torero, por lo que al matar, solamente salió a saludar desde el tercio.

El que de plano no tuvo… lo que están pesando, fue er nativo de las islas Baleares, pues vimos a un pelao vestido de luces pero no a un torero y como “Perico” y “Gualucha” ???, fueron el peor lote del encierro, al maestro que indultó en Salamanca, hacía unos días a “Liricoso” de Montalvo, no se vio por ningún lao, le dudó a sus dos enemigos desde que salieron hasta que se los llevaron al dezolladero, por lo que el hispano escuchó dos fuertes abucheos que se oyeron hasta las Baleares, como para no volver ar coso de la Balderas. ¡Mardita sea la mar salá!. Vale.

Tal vez te interese...

AMLO y el futuro de México.

Eduardo Borunda El pasado primero de diciembre tomó protesta como presidente constitucional de los Estados …

Powered by themekiller.com