Home » Opinión » Elección en el aire.

Elección en el aire.

 

Por : Eduardo Borunda

 

Elección impugnada. Ciudad Juárez tiene una elección en el aire. El resultado del primero de julio tuvo un tormentoso día ya que nadie podía declararse vencedor de un proceso electoral muy cerrado y cuyas diferencias entre el primer lugar y el segundo era de menos de un punto porcentual. El cómputo municipal le daba el triunfo días después a Javier González Mocken. Tras una primera impugnación el Tribunal Estatal Electoral revertía el resultado al señalar graves inconsistencias en el conteo de las actas de cómputo de las casillas y determinó que habían contado mal las actas la Asamblea Municipal, esto le daba a Armando Cabada Alvídrez el triunfo pero sólo por un momento. Una segunda impugnación llevó hasta la Sala Regional de Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el conflicto postelectoral. A dos meses de la elección fatídica, no hay en este momento la certeza plena de quien fue el ganador. La única certeza jurídica será la que determine el pleno de los magistrados, donde su criterio valorará los dichos, alegatos y evidencias presentadas. En pocos días saldrá la resolución y con ella se despejarán las dudas, si se ratifica el triunfo de uno de ellos o bien si se anula la elección.

En estos contextos políticos, el que pierde es el ciudadano, pierde la credibilidad de los procesos electorales, pierde porque no va a confiar tan fácilmente en otro proceso. Los funcionarios de casilla hicieron su trabajo, sin embargo fue puesta en duda su honorabilidad ya que desde los organismos electorales alguien dijo que habían manipulado los votos y boletas electorales. Ese error, produce incertidumbre si las declaraciones fueron correctas o simplemente eran una tablita de salvación ante una “batidero electoral” en lo que se convirtió la elección, principalmente la de alcalde municipal y su planilla de regidores.

Un problema grave, se concreta en la legitimidad del próximo presidente municipal. Las descalificaciones de un lado y del otro le quitan el respeto institucional de los ciudadanos hacia la figura del alcalde. Nos guste o no, la silla presidencial que se ubica en Malecón y Francisco Villa ha dividido a los juarenses. Es otro de los efectos colaterales que no podrán sanar tan fácilmente. El que quede como presidente una vez que se resuelvan las inconformidades en los tribunales, tendrá que buscar alianzas poselectorales que sanen heridas de una contienda donde los bandos se han dado con todo.

En conclusión, cualquiera que sea el dictamen que presenten los magistrados de los tribunales electorales no dejara contentos a todos los actores. Si los magistrados hacen su trabajo con excelencia, se tratará de limpiar una elección en donde la percepción de los ciudadanos es que hubo un fraude electoral y por lo tanto se quedó manchada, marchita como un pañal que ni con cloro logra limpiarse. El tiempo apremia y quedan ya sólo días para conocer la sentencia de la tremenda corte, sin embargo, hay que dejar en claro que la resolución no puede ser ni será contraria a la voluntad de los ciudadanos. Los magistrados no van a decir quién va a gobernar sino que definirá quién ganó la elección.

Con todos estos elementos sólo queda preguntarle a Usted como elector su opinión, ¿Quién cree que ganó? ¿Votó en las pasadas elecciones?

Tal vez te interese...

BARRERA DEL SOL

  INDULTO GALO Manolo de la Laguna Con un lleno en la plaza México, se …

Powered by themekiller.com