Home » Juárez » Estrés postraumático puede provocar suicidios: IMSS

Estrés postraumático puede provocar suicidios: IMSS

  • Pesadillas, ansiedad, miedo y aislamiento, algunos de los síntomas
  • Ser víctima o presenciar hechos violentos puede desencadenar los  síntomas

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Chihuahua, informa que el estrés postraumático surge a consecuencia de experiencias angustiosas o dolorosas de violencia familiar o sexual, guerras, desastres naturales, abusos, accidentes serios, cautiverio o por haber presenciado un acto violento o trágico y esto puede provocar suicidios.

El estrés postraumático en los niños puede conducirlos a un aislamiento y retroceso en el aprendizaje por temor a realizar actividades, mientras que en los adultos el ingerir medicamentos, drogas y consumo de alcohol lo ven como una solución para sus problemas y olvidar el suceso que les provoca angustia, lo que puede llevar al suicidio.

Especialistas del Instituto mencionaron que dentro del síndrome por estrés postraumático se distinguen el de tipo agudo, que se manifiesta durante el primer mes hasta los tres meses después del trauma, y el tipo latente que puede aparecer por lo menos a los seis meses desde el hecho desencadenante.

En algunos casos, la aparición de los síntomas puede producirse décadas más tarde y se manifiesta por medio de  pesadillas o recuerdos instantáneos e involuntarios en cualquier momento del día,  alucinaciones con la idea de que se repite el hecho traumático, ansiedad extrema al entrar en contacto con las personas, lugares o cualquier circunstancia que recuerde el trauma.

También aparecen palpitaciones, dificultad para respirar, sudor cada vez que se recuerda el hecho desencadenante, incapacidad para recordar detalles importantes del hecho, creer que la vida va a ser más corta de lo que lógicamente se espera, perder el interés por actividades de diversión, mostrar signos de hiperactividad como dificultad para dormir, irritabilidad, incapacidad para concentrarse o alarmarse con mucha facilidad.

Como tratamiento, el médico familiar del IMSS generalmente receta ansiolíticos y después se turna al área de psicología, sin embargo, el tratamiento es a largo plazo y es necesaria la constancia del paciente para poder concluir con éxito. También se emplea psicoterapia encaminada a desarrollar técnicas de relajación para aprender a respirar correctamente ante una crisis provocada por el síndrome.

La gravedad del síndrome no depende de la naturaleza del trauma que lo desencadena sino de la sensibilidad de las personas afectadas y de sus recursos para afrontar los traumas. Mientras que algunas  personas no les afecta, en otras se dificulta su superación e influye la personalidad y situación que esté atravesando, si ha sufrido o no otros traumas en el pasado o el tejido familiar y social que pueda apoyarle. El síndrome es más común en aquéllos individuos socialmente aislados.

El Seguro Social recomienda a todas aquellas personas que después de haber pasado por una experiencia de trauma estén sufriendo estos síntomas que pueden afectarles en su capacidad para retomar su vida normal tanto en casa, como en el trabajo o en situaciones sociales, acudan a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para que reciban ayuda de un profesional especializado.

 

Tal vez te interese...

Policías municipales detienen a sujeto por el delito de promoción de conductas ilícitas

    *Ofreció a los oficiales la cantidad de diez mil 600 pesos para evadir …

Powered by themekiller.com