Home » Cultura » MAGISTRAL ACTUACION DE TRES JOVENES AL INICIAR LA XXIII MUESTRA ESTATAL DE TEATRO

MAGISTRAL ACTUACION DE TRES JOVENES AL INICIAR LA XXIII MUESTRA ESTATAL DE TEATRO

Chihuahua.- Exitosamente inició la muestra con la actuación de los jóvenes que fue calificada como magistral
Chihuahua.- Exitosamente inició la muestra con la actuación de los jóvenes que fue calificada como magistral

Chihuahua, Chihuahua.- 26 de agosto del 2014.- Inició la XXIII Muestra Estatal de Teatro con un gran duelo de actuación entre los jóvenes actores de la obra “Voces”, que se presentó en el escenario del Teatro de los Héroes, presentando una estrujante historia sobre tres jóvenes perdidos en la drogadicción, promiscuidad y falta de valores morales, situación provocada por la desintegración familiar y olvido social del cual son víctimas.

Con una actuación magistral de los tres jóvenes actores, quienes para su corta edad ofrecieron un espejo crudo y activo de una sociedad en decadencia, donde la droga es el alimento preferido en contraposición de una vida sana representada en las frutas y verduras que los rodean en ese almacén de abarrotes, los actores son Alan Hachac Cervantes (Juanillo), David A. Franco (Perico) y Jessica Pérez Villalba (La Maga), y Margot Hernández (madre de Perico).

Con la dirección escénica del chihuahuense José Luis Acosta Aranda, la temática gira en los terribles estragos que causa en la salud mental las diferentes drogas, en específico el pegamento inhalado, comúnmente llamado “Chemo”, en combinación con mariguana y alcohol. En un estómago sin alimento, en una mente vacía, en un cuerpo debilitado por el hambre y la suciedad, el “Chemo” fue una droga que hace veinte años causó estragos en niños y jóvenes que vivían en situación de calle. Por su costo tan barato y su fácil acceso, el pegamento amarillo se colocaba dentro de una bolsa de plástico y los vapores que emanaban se inhalaban por nariz y boca, dejando una marca amarillenta y viscosa en el rostro de los niños. Esta droga causaba alucinaciones de todo tipo y fue, precisamente por este alto grado de peligrosidad en el consumo de esta sustancia entre los jóvenes y niños en situación de calle, que se legislaron nuevas leyes hace 20 años para controlar su manejo y evitar que cayera en manos de estas víctimas inocentes.

El Perico en la obra utilizaba el “Chemo” para evadirse de su realidad tan cruda al haber sufrido el abandono de una madre prostituta, falto de amor, de una estructura familiar, sin oportunidad alguna de estudio o de trabajo, su vida se perdía en la oscuridad de un almacén de frutas, donde alucinaba con la búsqueda del amor materno y la violencia que inundaba su mente. Por su parte, el personaje de Juanillo, adolescente huérfano de padre y madre, sufre también el abandono de su familia y de la sociedad, sin oportunidad alguna de enderezar su camino, sin apoyo para estudios, se refugia en la única oportunidad que encuentra mediante un tío que le permite refugiarse en un almacén de frutas de su propiedad, pero sin ofrecerle tampoco, y he aquí la crudeza del olvido social de los más desprotegidos, un apoyo más solidario para continuar sus estudios o una acogida más fraterna en el seno de una familia.

Entre los tres personajes, el que causa más asombro y tristeza quizá sea la historia de La Maga, la joven niña-mujer que, al igual que Perico, es adicta al “Chemo” para diversión y evasión de su realidad de abandono y miseria. Su historia es más trágica por ser mujer, por ser víctima de la violencia de sus amigos, por ser ignorada por la sociedad misma que no ve en ella más que a una vagabunda, una delincuente, una drogadicta, a quien nadie le tiende la mano y, además, queda sujeta  a una muerte miserable a manos de su mejor amigo que en el delirio de la droga se torna violento, insensible, estúpidamente alucinado, sin comprender las consecuencias de sus actos ni la trascendencia de arrebatarle la vida a una joven en un momento de inconciencia.

Es así, pues, que arranca la XXIII Muestra Estatal de Teatro con la primera y más polémica obra titulada “Voces”, bajo la dirección del maestro José Luis Acosta Aranda, quien entra en igualdad de condiciones a la contienda por obtener las preseas que se ofrecen en esta Muestra al Mejor Director Escénico, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Iluminación, Escenografía, etc.

Los créditos técnicos de Voces son: Sonido, iluminación y escenografía de José Luis Acosta Aranda; Arturo Zubiate Barrera y Martín Fernando Tanino en la Tramoya; Alan Eduardo Hachac Cervantes con el Vestuario; y Margot Hernández como Ayudante de dirección.

 

Tal vez te interese...

Rescatan historia de Palacio Alvarado con fotonovela apoyada por el programa Eká Nawéame

  El libro, que promueve la difusión del patrimonio cultural de Parral, es desarrollado con …

Powered by themekiller.com