Home » Opinión » Rápido y furioso 2021.

Rápido y furioso 2021.

 

 

 

Eduardo Borunda.

Los tiempos son perfectos. Cada día es sólo un día menos de espera. La campiña político electoral está ajustada a la agenda gubernamental y viceversa. El tiempo pasa y cada instante cuenta, no para lo que harán los gobiernos locales, entiéndase el gobierno del estado de Chihuahua o bien el gobierno municipal (en los 67 municipios actuales) de Chihuahua. Las redes sociales se mueven a pasos apresurados, hay una colmena de miel muy ambicionada y muchas las abejas que merodean el panal del poder político.

Por un lado, los esquilmos de las instituciones son el plato fuerte. Por ejemplo, en el PRI, la pretensión de sacar una convocatoria abierta para que la población vote al próximo presidente nacional del PRI, tiene como objeto proyectar la imagen del universitario y ex rector de la UNAM José Ramón Narro Robles. Hombre de estado, médico y cuya trayectoria política lo ha colocado como secretario de salud en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Es decir, el perfil académico, profesional y de servicio público del doctor José Narro es un elemento de contrapeso de la nueva oposición mexicana.

El reto de este instituto político es sin dudas nutrirse de fieles y aguerridos proselitistas que rescaten lo poco o mucho que queda del otrora partido hegemónico. Parece que la cargada está fuerte hacia este luchador social, pero lo mas importante es que después de la auscultación que se haga y que exista un nuevo presidente del PRI, se den cambios en las estructuras políticas actuales (dirigencias estatales y municipales) para hacer frente al 2021, que está a la vuelta de la esquina. Se espera que en la primera semana de mayo salga la codiciada convocatoria para la renovación de la dirigencia nacional.

Después de ello, la lucha será una carnicería por buscar el hueso y en particular por el hueso mayor que será la candidatura  a la gubernatura. Luego las diputaciones federales, las presidencias municipales, regidurías, diputaciones locales y sindicaturas. En pocas palabras, la batalla por el hueso está detrás de toda la renovación de las dirigencias de los partidos políticos. En ello se juegan la vida los políticos y mercenarios de las campañas electorales que cobran caro los favores de cada uno de los grupos políticos con intereses en colocar a sus piezas rumbo al 2021.

Una probadita de esto, son los golpes debajo de la mesa que han protagonizado actores muy conocidos en la localidad y que buscan a cualquier precio la presidencia municipal. ¿Nombres? Algunos son ya casi vistos como los candidatos de todas las corrientes políticas, como Juan Carlos Loera de la Rosa, Víctor Valencia de los Santos, Rodolfo “Güero” Martínez, Adriana Fuentes, Iván Pérez, Joob Quintin Flores, Gabriel Flores Viramontes, Miguel Ángel Calderón. La lista es larga, el tiempo indefinido aún, las sorpresas se esperan llenas de traiciones, pactos infrahumanos e incluso las alianzas inimaginables. Todo puede pasar, ellos representan intereses tan variados en lo político, en lo partidista y en lo social, todos pueden ser candidatos por su propio peso.

En conclusión, la renovación de las dirigencias de los partidos políticos son sólo la cabeza visible de los cambios estructurales dentro de los partidos y corrientes políticas. Allí se juegan las próximas candidaturas a los cargos de elección y como ya anteriormente hemos mencionado en este espacio, la campaña por la sucesión en la gubernatura ha iniciado ya desde hace meses y ahora la mira está en las presidencias municipales. No hay que dejar detalles sueltos, las nomenclaturas ya están chambeando sin descanso alguno. La elección del 2021 se antoja ya como cruenta y furiosa porque se van a dar con todo.

Tal vez te interese...

Pandemia con incertidumbre.

  Pandemia con incertidumbre. Eduardo Borunda Vivimos en un mundo incierto. Tenemos un cúmulo de …

Powered by themekiller.com