Home » Entretenimiento » “La chica del dragón tatuado”: un remake de henna

“La chica del dragón tatuado”: un remake de henna

Todos intentamos que la última cinta de David Fincher fuera un trancazo. De verdad, todos los intentamos.

Por razones que los mercadólogos aún tratan de conciliar, la gente no dejó lo que estaba haciendo para correr a ver La chica del dragón tatuado el día que se estrenó en Estados Unidos.

Hablo de esto porque el fin de semana de estreno de una película en Estados Unidos es la fecha que decide su destino y su lugar en la historia. Influye en su fecha de estreno en el resto del mundo y, basados en la taquilla de ese fin de semana, en un par de horas, los estudios deciden si la cinta tendrá secuela, precuela , spin off o si nunca más se volverá hablar del tema. En La chica del dragón tatuado, iban de por medio un best seller internacional, un director cumplidor (David Fincher), estupendas críticas y una enorme campaña mediática. Nada de esto tuvo efecto en el boca en boca de la audiencia y el remake de la TV movie sueca se estancó con una recaudación de trece millones de dólares. Tan fuerte estuvo el bochorno, que Sony Pictures tuvo que emitir un comunicado para tranquilizarnos; pese a los resultados, las otras dos partes de la trilogía Millenium seguirían en pie.

Aun cuando no fue el fenómeno soñado, La chica del dragón tatuado es innegablemente una estupenda película en todos los frentes. Lo difícil es señalar porqué no funcionó.

El relato general del novelista Stieg Larsson permanece sin cambios drásticos o irrespetuosos. En medio de un momento de desprestigio en su carrera, el periodista Mikael Blomkvist (Daniel Craig) es contratado para conducir la investigación privada de un crimen cometido en el seno de una familia millonaria en Suecia.

Cuando el misterio se vuelve más espeso y delicado, Blomkvist recurre a Lisbeth Salander (Rooney Mara), una hacker que tiene algo en común con la víctima del crimen que se investiga: un pasado de violencia y abusos. Esto no lo esperaría nadie, la de Fincher es una versión ligeramente más sentimental. Que nadie se alarme, no veremos a Lisbeth Salander gritar como Darth Vader en el Blu Ray de Star Wars. Veremos un poco más de relación entre Blomkvist y su familia y un final en el que Salander muestra sus sentimientos.

Fincher forjó su reputación de maestro y base de fans filmando thrillers complejos, gráficos e hiper estilizados como SevenEl Club de la Pelea. De modo que, tan pronto supimos que aceptó esta franquicia, nos imaginamos exactamente la película que haría. Puesta en cámara, diseño de producción, fotografía, música, look de los personajes; el trazo Fincher es tan claro que sería redundante describir lo que ha logrado en La chica del dragón tatuado.

De su protagonista, Rooney Mara, hay que decir que no le pide nada a la primera actriz que interpretó a Lisbeth Salander, Noomi Rapace. Ni siquiera las dos vocales en su nombre. Por la ley universal de “el que pega primero pega más fuerte”, es imposible que Mara le robe el personaje a Rapace, sin embargo, su interpretación pasa la prueba en las escenas más fuertes

¿Qué fue lo qué falló? Si me preguntan a mí, volvería a la ley universal de “el que pega primero pega más fuerte”. Eso y el efecto del internet en las audiencias de hoy.

Justo hace diez años, El aro de Gore Verbinski fue la sensación, muy en parte, gracias a que es una buena película y punto. Muy en parte, también, gracias a que en esa época la versión japonesa aún se sentía lejana y exótica. El espectador de hoy conoce no sólo la versión original de una película, también el país y la cultura donde se produjo. Cuando llega el remake, definitivamente, el efecto ya no es el de antes.

Los norteamericanos han aprendido que la inversión de sus películas ahora se recupera fuera de Estados Unidos. Están comenzando hacer cine pensando en la audiencia extranjera. Noten como ésta sigue siendo una versión europea, con acentos nada americanos y un elenco de look escandinavo. ¿Será una coincidencia que la trama de Misión Imposible 4, la campeona mundial de la taquilla de Navidad, se desarrolle en otros continentes?

La chica del dragón tatuado de David Fincher es un signo de los nuevos tiempos cinematográficos. Un símbolo discreto. Ni hablar.

Tal vez te interese...

Vamos en familia al Cinito

Cinito Universitario continúa ofreciendo una cartelera de calidad para toda la comunidad fronteriza. Desde el …

Powered by themekiller.com