Home » Expresión » FIGURA CUMBRE

FIGURA CUMBRE

Por Manolo de la Laguna
Còmo no recordar al tocayo Manuel Machado, sevillano de sepa, ahora que nos vamos a referir a un torero andaluz, de una vieja dinastìa de por allà del siglo XVIII: Vino, sentimiento, guitarra y poesía, hacen los cantares de la patria mía, Cantares… quien dice cantares dice andalucìa y no se quedò corto er poeta, pues esa tierra mora, es hermosa por el lao que se le quiera ver, estar ahí, es no querer dejar la tierra del Suspiro del Moro, que fue donde llorò como mujer Boabdil, ante su madre Axia la Horca. La historia es muy conocida.
El personaje al cual nos referiremos en esta fresca tarde veraniega de nuestra serrana ciudad, en su momento fue una figura cumbre del toreo, en  su vida de esteta de los ruedos, se dio el lujo de estoquear a 5,600 toros 5,600, sin haber sufrido percance alguno de consideración, y, cuando escribimos toros, es porque lo eran, eran verdaderas bestias que asustaban al màs pintao ¡coño!, pues entonces los toreros tenìan, que ser no solamente hombres con valor, sino machos, de otro modo, nadie se enfrentaba a esos bureles asesinos que, a parte del trapìo, tiraban cornadas a diestra y siniestra.
Antes de darles a conocer el nombre de este torero macho, les comentaremos, a travès de este escrito, que al abuelo de èl, se le atribuye, falsamente, que fue el inventor de la muleta, pues segùn la historia, quien la inventò fue otro tocayo, Manuel Bollòn, El Africano, siendo este avìo en sus inicios, de color blanco, que luego cambiò a rojo, no obstante ser los bureles, daltónicos, muleta a la que despuès se le ha llamo franela, flámula y algunos despitaos, pañosa, sin ser de este material, dejando al buen criterio de los lectores (as), que la llame como le de su regalada y taurina gana.

Pero Romero Martìnez, torero de la primera dinastìa màs importantes del toreo, naciò en la preciosa ciudad de Ronda, en Màlaga, siendo su abuelo, el famoso Francisco Romero, solo que Pedro fue el torero màs importante de su dinastía, demostrando en el ruedo, valor, destreza y sentido estético al realizar las suertes; gracias a su  personalidad (fuerte, alto, con figura atlética), logrò que el oficio de torero, alcanzara respeto y dignidad social (ahora ya no se ve eso), pues no hay que olvidar que el toreo de a pie, bajò de la siella de montar, a los nobles, para ser practicado solamente por la plebe, por la chusma y ya nada fue igual para aquella rancia nobleza de sangre azul, que todavìa existe en España.
Pedro Romero, puliò, por asì escribirlo, el toreo y en la suerte de matar, siempre tuvo un especial talento, al grado  de que llegaron a llamarle El Infalible; era tal su seriedad y su valor que llegò a decir, entre otras cosas, lo que vosotros vais a leer enseguida: El que quiera ser lidiador, ha de pensar que de la cintura para abajo, se carece de movimiento, pues el toreo no se hace con las piernas, sino con las manos. Ojo toreritos de hoy. Vale.

Tal vez te interese...

DESTRUYENDO EL FUTURO

  Cuauhtémoc Monreal Rocha Nunca puedes planear el futuro a través del pasado. Edmund Burke, …

Powered by themekiller.com