Home » Opinión » Reforma Universitaria: mitos y realidades.

Reforma Universitaria: mitos y realidades.

 

 

 

Eduardo Borunda.

La Universidad Autónoma de Chihuahua está en tránsito hacia una reforma académica y a su modelo administrativo. El primero se logra con el cambio del modelo educativo que fortalece las capacidades profesionales de los estudiantes para que  ingresen al mercado laboral pero también al sector productivo y empresarial. Lo segundo se logra a través de la transformación de su estructura burocrática interna.

Quien haya dicho que no le entra a la renovación universitaria es que tiene un pensamiento chiquito, que no da para más, ya que es evidente que la mejora continua es menester como otras acciones de la vida cotidiana. Es de cobardes decir que no le entran a la reforma universitaria  por miedo al cambio de paradigma y sobre todo por el pensamiento conservador de no salir del área de confort. El conformismo y la simulación van tomados de la mano en contra de este proceso de renovación universitaria. Son cadenas que hay que romper.

Se creó el mito de que van a desaparecer las facultades, pero estas se van a transformar en otros entes llámeseles Divisiones, Institutos o Vicerectorías. Las funciones esenciales de la Universidad no van a cambiar y la verdad es que se deberán en ese sentido mejorar las condiciones de atención a los usuarios. No todo es blanco y negro como se quiso vender a estudiantes para manipular en contra del rectoría en una de las facultades del viejo campus universitario.

Se ocultó información relevante y se trató de manipular, como lo mencione en el párrafo anterior, al decir que iba a crearse un solo tronco común para toda la Universidad, esa mentira salió desde la oscuridad cuando en realidad se dijo que había que impulsar las competencias universitarias y trasversales de los mismos estudiantes: Comunicación oral y escrita en español e inglés, uso de las tecnologías de la comunicación, raciocinio lógico y formal. Son estas competencias junto con otras a las que debe tender el nuevo modelo educativo. Es una oportunidad única y no debemos dudar sobre el modelo que nos pone a prueba como universitarios y como sociedad.

La realidad es que el nuevo modelo propone el mejoramiento de las capacidades de los estudiantes ¿Es malo? Creo que no. Lo ratifico, necesitamos profesionistas que dominen otros idiomas, no sólo el español y el inglés, pero ahí viene la pregunta ¿Es realmente una oposición académica la que enfrentó a un director en contra de la  Rectoría de la UACH? ¿Es un posicionamiento político con intereses políticos y con financiamiento político lo que hay detrás del intento de desestabilización universitaria?

Existen otras realidades, no ha fluido como debiera la información sobre los avances del proceso de renovación universitaria. No hay tronco común, cada programa educativo elaborará su propio mapa curricular, ofertará cursos para la formación profesional y para la vida. Serán las consultas a los estudiantes, egresados, especialistas, docentes y educadores que delineen el modelo a seguir en el plan de estudios. El idioma inglés no estará dentro de la currícula, pero debe acreditarse a través de cursos y exámenes el dominio de otra lengua adicional al español. Las prácticas profesionales deberán discutirse si estarán dentro o fuera de la currícula, pero deben reglamentarse las mismas.

En fin, renovarse o morir es la gran discusión y por el momento, no hay otro camino que no sea la renovación universitaria. Hay que salir de la burbuja de la ignorancia, abrirse a nuevos mundos, pensar en grande, atreverse a ser diferente. En otras palabras: hay que pensar como universitarios con prospectiva académica. El apoyo a la renovación universitaria ¡Va!

Tal vez te interese...

COMENTARIO A TIEMPO

Facebook WhatsApp Twitter      COMENTARIO A TIEMPO FUE ATAQUE DIRECTO Por Teodoro Rentería Arróyave …

Powered by themekiller.com