Home » Deportes » DESABRIDO MANO A MANO

DESABRIDO MANO A MANO

Por Manolo de la Laguna
Acá en Juaritos bello, un sol brillante, aunque el medio ambiente estaba helao; allá en La Cuenca del Anáhuac, el sol estaba oculto por las nubes, restándole sabor a la tarde taurina de la décima cuarta corrida de la temporada, donde se corrió un encierro terciado, tres de Fernando de la Mora y tres de Montecristo, justos de presencia y carentes de raza, de casta y de fuerza, eso sí, dado el atractivo del mano a mano, la plasotota registró un lleno, emocionándose er gentío en el tercero de la tarde, que mucho nos gustaría, si vieron la corrida en el cajón idiota, nos comentaran lo que vieron y aprovechando el viaje, gracias a todos los amigos aficionados que por medio de sus «emilios», nos brindan una fuerte ovación y una que otra mentadita de «mare», sobre todo de aquellos a quienes no les gusta la más bella de todas las fiestas.
Los ternos que partieron plaza en el cuerpo de los toreros, fueron: de nazareno, uva o bugambilia con adornos ónix, de la meritita España, Julián López y de verde manzana y oro, del meritito México, Diego Silveti, quienes en cuanto salieron a la puerta de cuadrillas, recibieron fuerte ovación, que se ratificó, al sacarlos la afición, del burladero de matadores y consideramos que fue lo más sincero de la tarde, dado el juego que dieron las reses en el ruedo, si acaso algo mejor, el primer animal que salió por la puerta que antes se llamaba de los sustos y por donde ahora, sale de todo, menos toros bravos.
ESPAÑA
En el burladero de matadores, Julián, esperó a «Cominito» de Montecristo, al cual con el capote, López, no le ejecutó nada y con la muleta, el español mostró su técnica de maestro; al final la res se rajó y como pincha, el del barrio de Velilla, solo escuchó aplausos, para esperar a «Aguanieve» de Fernando de la Mora, al que con el percal solamente brega bien y  con la muleta, como no había liebre, Julián se metió a torearlo ¿con valor?, ¿con entrega?, vaya usted a saber, lo cierto es que el gachupa, aplicando su particular psicología que le ha dado su vida torera, al más puro estilo cavacista, al no poder meter en la muleta a la res, que apenas sí podía respirar, decidió meter en la franela a los aficionados villamelones y al juez y vaya que lo logró, porque todo le festejaron, puestos de pie, al Maestro hispano, al grado de regalarle 2 orejas 2, no obstante haber dejao una estocá trasera, siendo así er  triunfador de la tarde y al final del festejo, salir a hombros y por la puerta grande, triunfo que ya no logró El Juli, con «Ilusión», también de Montecristo, que mas bien debió llamarse desilusión, donde solo escuchó aplausos, este gran maestro de la torería de ambos laos del charco.
M E X I C O
En el burladero de matadores, Diego Silveti, «aguardó» a «Centenario» de Fernando de la Mora, al que veroniqueó pero no emocionó, en tanto que su labor muleteril, tampoco tuvo sabor, culpando a la res. Silencio, Luego esperó a «Mar de Nubes», también de Fernando de la Motra y junto con el banderillero Crisitian Sánchez, por dos soberbios pares, Diego salió al tercio a recibir una cariñosa ovación, para esperar al último de la tarde «Sereno» de Montecristo y aunque Silveti, estuvo en torero, con todo y el feo quiete que quiso hacer con el capote a una mano, por su porfía y decisión de agradar, al lograr dejar el acero hasta las uvas, aunque trasero, cortó una oreja sentimental para nuestro sano juicio, y no salir con su esportón vacío, agradeciéndole mucho los aficionados a este torero de dinastía, el que no haya regalado un toro, aunque había había por allí, en los corrales, 4 ejemplares 4 de reserva.
El sobresaliente Pablo Samperio, del meritito estado de Hidalgo, solamente pudo hacer el quite de la rana, porque ni el de la lagartija, debido a que no había sol. (se le llama el quiete de la lagartija cuando el sobresaliente, solo suda el terno, al no dejarlo torear los diestros, como fue er caso. Vale).

Tal vez te interese...

Dinero, sexo y elecciones

  Eduardo Borunda Escobedo Los procesos electorales tienen una lógica muy simple en donde se …

Powered by themekiller.com