Home » Opinión » BINOMIOS TAURINOS

BINOMIOS TAURINOS

BINOMIOS TAURINOS
Manolo de la Laguna
Clavel sevillano, tan fresco y tan lindo… clavel que envidiaron toditas las flores; así dice la letra de Clavel Sevillano, del Flaco Lara y si esta canción, amable aficionada (ado) la escuchas en la magistral voz de Javier Solís, vas a deleitar tus trompas de.. Eustaquio; ahora que si con la tecnología de hoy te acuerdas de Alejandro Algara, también podrás deleitarte si ya eres octogenaria (rio) o te falta poco.
Binomio a grandes rasgos, significa, entre otras cosas, 2 personas 2, es un símil, como por ejemplo Ciudad Juárez y Sevilla, en qué se parecen, como ciudades, en nada de nada, pero ambas tienen un río, Juárez el río Bravo y Sevilla el Guadalquivir; el río nuestro no es navegable y en sus aguas no se refleja el alma de los juarenses; el de Sevilla sí es navegable y refleja el alma del barrio de Triana  ¡joder!.
Ahora volvamos a los binomios taurinos, porque en el Arte de Cúchares, los hay; en realidad son muchos, tanto en México como en España y en este encierro infernal, nos acordamos de cuatro toreros que, como binomio, llenaron toda una época, tanto en la tierra de Cuauhtémoc, como en la tierra de El Cid; ambos guerreros de leyenda.
Usando la antigüedad, iniciaremos con un binomio sevillano, lo compusieron 2 toreros 2 que dejaron honda huella en la historia taurina hispana: de eso no cabe la menor duda; ambos diestros despertaron pasión en los tendidos y fueron toreros cimeros, fueron figuras, fueros Maestros de la tauromaquia, sus nombres: Juan Belmonte García y José Gómez Ortega o Joselito «El Gallo», a quien inexplicablemente lo llamaron «El Rey del Toreo», cuando en la bella fiesta no hay reyes ni héroes, repetimos, solo Figuras o Maestros, salvo opinión de los amantes de la fiesta brava.
En cuanto al binomio azteca-mexicano, estuvo compuesto por dos grandes toreros oriundos de La Sultana del Norte, Monterrey; ambos fueron también figuras, toreros cimeros, Maestros en el Arte de Cúchares, sus nombres Manolo Martínez Ancira y Eloy Américo Cavazos Ramírez; aquél creó el grito admirativo de Manolo y ¡YA! y éste, el oximorón de » El Pequeño Gigante» de Monterrey o el chaparrito incómodo.
De los cuatro Maestros del siglo XX, solo queda Eloy, los otros ya alcanzaron la gloria eterna de diferentes maneras y creemos que nosotros, con este infame encierro, no propiamente bravo, sino domiciliario, también. Por su bien, todavía no salgan de casa. ¡Aguántense! por el amor de Dios. Vale.

Tal vez te interese...

EN LAS NUBES

Facebook WhatsApp Twitter  22 de mayo de 2020 EN LAS NUBES Una lección sobre periodismo …

Powered by themekiller.com