Home » Expresión » ADIOS BENEDICTO

ADIOS BENEDICTO

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha.
Llamé al cielo, y no me oyó,/y pues sus puertas me cierra/de mis pasos en la tierra/responda el cielo y no yo. José Zorrilla, poeta y dramaturgo español.
La noticia corrió como reguero de pólvora. El Papa se irá, el mundo especulará, el mundo gemirá, el mundo llorará, pero él no se arrepentirá, su renuncia es irrevocable y a las veinte horas, del jueves 28 de febrero, Papa no abemus; los Cardenales se reunirán, en cónclave secreto, nuevo Pontífice eligirán, al mundo lo anunciarán, las campanas repicarán y los católicos se alegrarán, porque se inicia un nuevo pontificado y con entusiasmo escucharán, la primera homilía del nuevo Vicario de San Pedro, allá en Roma, La Ciudad Eterna y del amor, si se leé de derecha a izquierda.
Estaremos pendientes para cuando salga el humo blanco de la chimenea vaticana, porque desde hace mucho tiempo, sale un humo más negro, que la profundidad de los avernos de Dante, aunque muchos digan lo contrario y traten de darle otra interpretación a las palabras del Santo Padre, sobre todo en lo relacionado a la hipocresía que existe en la iglesia católica, apostólica y romana, que día a día, pierde adeptos o feligreses, por los errores de muchos hombres que, al momento de ordenarse como sacerdotes, hicieron votos de pobreza, de obediencia y de castidad, sin hacerlos realidad en su vida cotidiana. Bueno, salvemos las excepciones.
La renuncia papal, seguirá dando de qué hablar, porque nadie sabe en realidad, cual fue la razón que obligó a Benedicto XVI, a tomar tan drástica decisión, salvo él y Dios, cuyos designios son inescrutables, así que ahí vamos a dejar el tema para ir a un fenómeno celeste que también, desde el jueves l4 de febrero, muy de mañana, sorprendió a la humanidad entera, pues un meteorito ingresó a la atmósfera, iluminando una basta región de los Montes Urales, no sin antes haber producido 3 explosiones 3, antes de caer en un lago congelado, cerca del pueblo de Cheliábiusk, allá en la Rusia, antes zarista, luego comunista y ahora, quien sabe qué gobierno tendrá.
Más de mil heridos dejó este meteorito allá en la tierra de Leon Tolstoi, el susto fue mayúsculo, pero poco a poco, la calma vuelve en el lugar del impacto, mientras los científicos rusos, exploran el área para recoger pedazos del meteorito y definir de qué se trata o cual es su composición, aunque de momento, solo han podido encontrar pequeños fragmentos, porque la pesada masa, está en lo profundo del frío lago, donde muy probablemente buzos de la marina, tendrán que sumergirse para rescatar el objeto caído del cielo, como una premonición a la renuncia del Santo Padre, ya ven que hasta un rayo cayó sobre la cúpula de la Basílica de San Pedro, el día que er Papa renunció.
Mucha espectación en el mundo católico y científico, hay en estos momentos, México no es la excepción y el pueblo, que no pierde oportunidad para expresar su sentido del humor, sostiene que no es posible que mejor haya renunciado Benedicto XVI, un hombre bueno, que doña Elba Esther Gordillo, ama y señora de la coyotera magisterial, quien en eso de la salud, no canta mal las rancheras y lo mejor para ella, sería que viviera sus últimos días en paz, aprendiendo aunque sea a leer, antes de que le den un conclavaso presidencial, como le sucediera a su antecesor don Jonjitud; mientras tanto, como modesto católico social, para terminar esta colaboración, bástenos escribir, miuy respetuosamente…
ADIOS BENEDICTO

Tal vez te interese...

DESTRUYENDO EL FUTURO

  Cuauhtémoc Monreal Rocha Nunca puedes planear el futuro a través del pasado. Edmund Burke, …

Powered by themekiller.com