Home » Expresión » INMOBILIDAD URBANA

INMOBILIDAD URBANA

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha
La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre. Friedrich Nietzsche, filósofo alemán.
Es viernes, un día de perros, mucho viento, tierra, lluvia, señal que el invierno se aproxima, mientras el otoño hace de las suyas, porque en esta región norteña, todo es extremoso, a lo bestia y la ciudad, olvidada por Dios y por sus gobernantes, se desquicia al igual que sus habitantes, quienes no hayan para dónde hacerse, paleando el temporal como Dios les da a entender, al carecer de una ciudad que les brinde, a través  de eficientes servicios públicos, una mejor calidad de vida y si a eso le agregamos los altos índices delictivos y de inseguridad, vivimos en la desesperación en plena temporada navideña.
Sin embargo, población y ciudad sobreviven, no tienen de otra, pues según tésis pachequiana (de la periodista Cristina Pacheco), aquí nos tocó vivir y ni hablar der peluquín, pues en Er Paso, tampoco nos quieren, así que acá nos hacemos bolas, porque aquello de la mobilidad urbana ¿se acuerdan?, no se ve nada, mas bien parece inmobilidad urbana, pues por razones de politiquería barata y burocratismo del bueno, dos mil millones de pesos, están detenidos sabe dónde demonios y como cantaba el charro zacatecano Toni Aguilar: El tiempo pasa y no te pudo olvidar.
Y claro, dentro del sector oficial y de la construcción, tampoco se pueden olvidar de esos dos mil milloncejos, pues a muchos ya se les queman las uñas porque no encuentran la forma de cómo rascarle a tamaño pastelote, que al final, a la hora de la repartición, resultará demasiado chico y se pedirán prestados, otros cuantos millones, con el sobado pretexto de que los costos se dispararon, lo presupuestado no alcanzó y la obra no se puede detener, aunque eso es lo que menos les importa a políticos y constructores licitaos; el pueblo… el pueblo que sufra y se abstenga o como decimos en España, que se joda.
Unos diputados dicen que ya le pueden jincar la uña a los dineros y otros que no, porque todavía falta tomar otros acuerdos al respecto, por su parte las empresas favorecidas, están a la espera de que se les de la voz  de arranque, no sin antes haber recibido una buena tajada de lana, si no, no se iniciarán los trabajos de la cacareada mobilidad urbana y como van las cosas en el congreso local, de hacerse efectiva la profecía maya, adios Nicanor, porque el próximo 21 de diciembre, habremos desaparecido de la faz de la Tierra, todos los mortales, incluídos Chésare y Er Teto, ¡coño!.
Sigamos pues, unidos a la esperanza, porque según los enteraos majo, es lo que muere al último, porque con tanta politiquería ramplona, incluído el burocratismo, la ilusoria mobilidad urbana, hasta er momento de cerrar esta edición, mas bien se ha convertido en…
INMOBILIDAD URBANA.

Tal vez te interese...

DESTRUYENDO EL FUTURO

  Cuauhtémoc Monreal Rocha Nunca puedes planear el futuro a través del pasado. Edmund Burke, …

Powered by themekiller.com