Home » Expresión » PALITROQUES

PALITROQUES

DOS VERSIONES SEPTEMBRINAS
Por Cuauhtémoc Monreal Rocha

Es difícil hacer que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo entienda. Upton Sinclar, escritor norteamericano.

Otro fin de semana de pachanga familiar, ahora se trató de festejar al bisnieto, fue una tarde campirana llena de sol, de alegría, de armonía y conviabilidad, donde se preparó una rica comida. y qué decir del pastel para el festejado; desde luego hubo también «chelas» para mitigar «la calor», porque todavía queman los rayos del astro rey; eso sí a las 9 de la noche, aquí se rompió una taza y cada quien para su casa y los que se quedaron en la finca, de seguro siguieron en el lindo chupe, hasta bien entrada la madrugada, una vez retirada la chiquillería y las mamás de la misma; por nuestra parte, la distinguida señora Manchega, delante de toda la parentela, nos agarró del brazo y al grito de ¡vámonos inútil!, nos «juimos» y aquí nos tienen, derrochando inspiración.

Como es el mes de la patria y como según muchos mexicanos, no hay nada que celebrar, dada la situación del país, tras una breve charla en la tertulia, sobre la noche del 15 de septiembre o sea la noche del Grito, les dijimos a los ahí presentes, palabras más, palabras menos, lo siguiente: Por un lado dicen algunos historiadores que fue su Alteza Serenísima, Don Antonio López de Santana, el que por sus pistolas impuso que el grito se diera en la noche del 15 de septiembre, para no tener que levantarse muy temprano y darlo como el cura Hidalgo, a las cinco de la mañana del día 16 de septiembre de 1810 y como desde entonces en esta chulada de país, se hace lo que el Presidente dice, pues se quedó «per secuela seculorum» la noche del 15 de septiembre, como fecha oficial del mencionado Grito.

Luego les dijimos a los contertulios con los que estábamos, que hay otra versión que sostiene que fueron los achichincles del dictador General Porfirio Díaz, los que obligaron al héroe de la batalla del 5 de mayo y del 2 de abril, a que la noche del 15 de septiembre, se diera el Grito de Dolores, todavía que la fecha coincidía con el día de su honomástico y Porfirio (solo para los amigos), ni tardo ni perezoso, por decreto presidencial, instituyó la fecha por todos nosotros los mexicanos conocida, conociéndosele también ahora, como La Noche Mexicana por excelencia y el Zócalo de la capital del país, recibe en su plancha a miles de mexicanos que van a escuchar el Grito de Independencia, que da el presidente en turno y una vez terminada esta ceremonia republicana, todo mundo para su casa, llegando en la madrugada, todos los contingentes militares que desfilarán, ante el Presidente y el pueblo de México, otro día, que es, precisamente, el 16 de septiembre.

¿Cuál de las dos versiones es la real?. No lo sabemos y dejamos a los comensales de la fiesta infantil con esa duda, pues nuestra historia, como nación, está llena de mitos y es bueno conocerlos, porque la historia patria que se nos enseña en la escuela, está plagada de mentiras, de todas maneras, mexicana (o) lectora (o) ¡Viva México!, ¡Vivan los Héroes que nos dieron patria!, ¡muera el mal gobierno! -bueno ésto ya no se dice- ¡Viva Hidalgo!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva la Corregidora Doña Josefa Ortíz de Domínguez!, ¡Viva yo ca…!. ¡Ah jijo!, ya nos están haciendo efecto las bohemias, mejor aquí le cortamos. Vale.

Tal vez te interese...

Propósitos de año nuevo.

  Propósitos de año nuevo. Eduardo Borunda. El año que empieza es un año de …

Powered by themekiller.com