Home » Expresión » AGUA, SOLEDAD Y FRIO

AGUA, SOLEDAD Y FRIO

Por Manolo de la Laguna
DESDE LA COLONIA QUEVEDO DE SAN BUENAVENTURA, CHIH.- La  gente enardecida y cautivada por Er Mesìas Tropical, Amlo, se alejò de la Mèxico, se fue ar Zòcalo, solamente asistieron a la dècima novillà, los aficionados valientes que no necesitan vestirse de grana y oro, que es el color que màs quiero, para estar en la plaza, les basta un paraguas o impermeable y listos, que salga er novillo, que en esta ocasiòn fueron de San Antonio de Padua, sin fuerza (nos gustò er quinto), paraos y el último, no sabemos si traía cuernos o plàtanos, porque en la imagen de la tele, no pudimos definirlos.
No sabemos si los novilleros (a), han escuchao la canciòn del Rey de Josè Alfredo: Una piedra en er camino, me enseñò que mi destino era rodar y rodar y tres chavales y una chavala, por cierto de no malos bigotes, fueron por el suelo a rodar, vìctimas de los pitones de las reses, afortunadamente no hubo cornadas y si les pagan algo, cuando menos no lo dejaron en el hospital, sanatorio, clìnica o nosocomio, para tranquilidad ¡claro!, del doctor Bayod y su equipo profesional que lo acompañan, en tarde de toros, mujer que conserva el embrujo de los ojos moros y ¡olè!.
Otra vez vez fueron seis novilleros los que hicieron el paseíllo en la cazuelota insurgentiana, todos sin gracia, sin cascabel, sin duende, sin pinturerìa, sin suerte, sin oficio porque no torean y si a èsto le agregamos una tarde de agua, soledad y frío, aquello estuvo màs desanjelao, que la reuniòn a la que convocò, en dìas pasaos, el junior Cuauhtèmoc (làstima de nombre en tal hombre) Càrdenas y asì le ambiente no se calienta ni a mentadas y todo lo que sucede en el ruedo, pasa a la historia taurina, sin pena ni gloria.
Javier Gallardo, de blanco y plata, esperò a «Virrey», le pegò 3 veros 3 de buen ver, luego el penco tumbò a Alfredo Ruìz Araujo; pasaos los palos, Javier, màs que faena, sostuvo una pelea al tù por tù con el animal y así, siempre ganarà la res, tanto en el ruedo como en el campo, como el coleta no tiene recursos, ni sitio, a otra cosa mariposa. Karla de Los Angeles, de azul y oro, esperò a «Sembrador». Aquì una atenta sùplica a los misóginos del toreo:  Por favor dìganle a esta chica,  que a sus 25 años 25, se dedique a ser madre de tiempo completo y cuide a su bebè, porque en el toro nada tiene què hacer a esa edad. Ahora que, como mujer, no està nada despreciable, pero eso es otra cosa.
Alejandro Lima, «El Mojito», vistiò de rosa y oro, «aguardò» a «Monarca», aunque moviò màs o menos bien los brasos en el lance clásico, no emocionò; pasaos los cuacos, puso palos con màs voluntad juvenil que elegancia y arte, mientras que con la muleta, al igual que a sus alternantes, el bicornio lo prendiò y tòmala gateao, no obstante que la res era un marmolillo, el tlaxcalteca le porfió, lo matò con tres cuartos de espada para palmas. Jorge Rizo, rosa y oro, vio salir a «Cònsul», al que le vimos algo, solo que para nuestro gusto, que por cierto es sibarita, le faltò novillero, salvo la opiniòn de los enteraos.
El quinto novillo tuvo por nombre «Centuriòn», fue para Miguel Alejandro, quien luciò un terno horroroso, verde-amarillo y oro, quien tambièn debe retirarse, si no a la vida monacal, si a dedicarse a otra cosa; este cuadrúpedo nos gustò màs que el anterior y tambièn, le faltò mucho novillero, no obstante que el leones, es dueño de un toreo parsimonioso y natural, pero los años no pasan en valde y su tiempo, que nos disculpen, ya paso. Cerrò la frìa tarde «Fauro», que fue para Jorge Didier, vestido de azul y oro, què le vimos: Voluntad, voluntad y nada màs que voluntà, esperemos que el de Aguas, deberas se haga torero. Vale.

Tal vez te interese...

Dinero, sexo y elecciones

  Eduardo Borunda Escobedo Los procesos electorales tienen una lógica muy simple en donde se …

Powered by themekiller.com