Home » Deportes » DESPEDIDA TARDIA

DESPEDIDA TARDIA

Por Manolo de la Laguna
Se anunció en el cartel de la séptima corrida de la temporada grande, la despedida de un matador de toros que, en su momento, fue uno de los consentidos de la afición capitalina, llegando a ser llamado en sus inicios Manolito y de quien se pensó que sería ¡oh my Good!, el sucesor del Demonio de Pasión, el torero de Monterrey, N. L., Manuel Martínez Ancira, sin embargo todo quedó en eso, en una  ilusión, en un anhelo, en un deseo, para citar tres enunciados como los tres tercios de la lida, picar, banderillar y matar, solo que la gente del D. F., no respondió y los tendidos del casuelón, se vieron vacíos, no hubo respuesta a la despedida anunciada. ¿Sería er furbol?.
¿Quién se cortaba la coleta, la peineta, er añadido?, pues Manolo Mejía, quien a nuestro leal saber y entender, debió habérsela cortado con anterioridad, pues es un torero que no alcanzó la cumbre, aunque sí tardes de triunfo, no obstante tener cualidades de sobra para ello, pero los caprichos de la fiesta así son y desde «endenantes», los empresarios le cerraron la puerta al tacubense y solamente era «procurado» como tentador, por algunos ganaderos de manso, antiguamente mejor conocidos como ganaderos de bravo, donde er tocayo tiene un conocimiento profundo de todos los «menesteres» de la lidia y der campo, no obstante ser de la ciudad.
La despedida, como todas, fue triste, amén de que el encierro potosino de Marco Garfias, no se prestó para el lucimiento, pues el hato fue muy desigual en juego y si acaso, 2 astados 2, tuvieron un poquitín de clase, pero no se trata de eso, se trata de  que los toros tengan bravura, mucha bravura y no la hubo. Sea por el amor de Dios. Manolo de azul marino y oro, espero a «Cuijo», donde solo escuchó aplausos, con el toro de su despedida «Alicoche», recibió una oreja sentimental, que paseó por el ruedo entre gritos de ¡torero!, ¡torero!, porque eso sí, en los dos bichos, Manolo dejó ver su maestría en el arte de Cúchares, escuchando además las nostálgicas notas de Las Golondrinas, poema  del historiador español Niceto Zamacois, inspirado en el anhelo de, como refugiado, regresar a su España natal, agregándole algunas estrofas y la música, el veracruzano Narciso Serradel Sevilla, quien tuvo que exiliarse en Francia. Cosas veredes Mio Cid.
Mejía fue un torero de sol y sombra; despertó, en su momento, pasión y esperanza del toreo mexicano, qué pasó, que se desmayó y ven y ven y ven, ladronzuelo ven, perdón -méndiga Sonora Santanera-, algo le sucedió al torero de Tacuba, que vio correr el tiempo y cómo se le cerraban las puertas de las plazas del país. En fin, se  ha ido de los ruedos otro buen torero mexicano, deseándole suerte de la buena para que enfrente, como ya lo hace, al toro más difícil, el toro de la vida, que ese sí es bravo de a deberas. Confirmó su alternativa David Mora, vestido de palo de rosa y oro; dadas las condiciones de sus bureles «Miel de Penca» y «Agavero», nada pudo hacer en el ruedo, demostrando solamente er madrileño, como todos los toreros españoles, escuela y conocer los intringulis del toreo.
La tercia la «acompletó» Fabian Barba, enfundado en un terno azul turquesa y oro, quien al igual que el hispano, nada pudo hacer, por mas que porfió, con «Colonche» y «Cardenche».Total, los cornúpetas potosinos, de donde nunca debieron haber salido, se fueron al destazadero con las orejas y solo Manolo Mejía, se llevó en su espuerta, su última oreja, de su trayectoria taurina, como matador de toros. Vale.

Tal vez te interese...

8M, la  Conmemoración.

  8M, la  Conmemoración. Eduardo Borunda Lo que este día 8 de marzo se conmemora …

Powered by themekiller.com