Home » Opinión » P A L I T R O Q U E S

P A L I T R O Q U E S

 

P A L I T R O Q U E S
SUSANA DISTANCIA
Cuauhtémoc Monreal Rocha
El viejo es un enfermo sano. José Martínez «Azorín», escritor español.
Hasta para comprar menudo el domingo pasado, tuvimos que hacer una méndiga línea, por respetar a Susana Distancia, pero lo compramos y, hasta eso, estaba bueno; son cosas de la vida real en tiempos de coronavirus, que trajo como consecuencia, una maratónica encerrona familiar y una de pleitos conyugales que,  por un lado, cuando lo se levante el encierro, los juzgados de lo familiar, estarán inundados de demandas de divorcio y por otro, dentro de 9 meses 9, el registro civil trabajará a todo vapor, registrando niños recién nacidos. Ar tiempo.
Para no salirnos del tema, creímos ¡oh! inocentes de nosotros, que cambiando el saludo de codazo por el de poner la mano derecha sobre la región cardiovascular, vulgo el cora o corazón, propuesto por el primer Anciano de Palacio, el romanticismo conyugal reviviría por la bonita canción de flaco Agustín Lara, llamada «Amor de mis amores», que a la letra dice: Poniendo la mano sobre el corazón, quisiera decirte al compás de un son, que tú eres mi vida, que no quiero a nadie, que respiro el aire, que respiro el aire que respiras tú. Amor de mis amores, sangre de mi alma….
Indagando por aquí y por allá, al parecer en muchos hogares el saludo lopecino no dio resultado, lo lo que nos recordó lo dicho por «Lobo de Gubia» a Francisco el de Asís: Hembra y macho eran como perro y perra y un buen día, todos me dieron de palos…, aunque por otro lado, hubo hogares donde el saludo si funcionó a las mil maravillas, sobre todo por la «nochi», pues muchas esposas permitieron que el esposo les pusiera la mano sobre el corazón con todo y sus consecuencias.
Total que la pandemia venida de tierras lejanas, trae a mal traer a toda la humanidad y la guerra entre la información científica y la información mundana, está a todo fragor, mientras que  en este México nuestro, millones de obreros y empleados tienen que trabajar, mientras millones de burócratas holgazanean sin importar la edad, con cargo al contribuyente, pero eso sí, el supremo gobierno invitando al sector empresarial, que no es un hermano de la caridad que digamos, a que despache únicamente a los viejos y enfermos a la casa, con sueldo pagado.
Lo malo de todo este relajo viral, es que al parecer, según opiniones doctas, el covid19, se puede prolongar hasta octubre, no dijeron de qué año, pero de todos modos, es un período muy largo y aguantar tamaño encierro, señores autoridades, está cañón, menos para el Primer trashumante del paìs, que se la pasa de la seca a la Meca, como si no tuviera quien le echara rienda en casa, donde bien podría, por la noche, poner también la mano sobre el corazón. Vale.

Tal vez te interese...

EN LAS NUBES

Facebook WhatsApp Twitter  22 de mayo de 2020 EN LAS NUBES Una lección sobre periodismo …

Powered by themekiller.com